es  |  ca  |  en

Busca por fecha

Busca por categoría

19 Noviembre 2014 | Empordà, Ampurdán | Terroir

El lledoner roig: el vino

 

Lo llamamos Blanc de Roig

Uvas tintas, vino blanco

De Lledoner roig (Garnacha gris) siempre hemos tenido, aquí. Ya cuando empezamos a trabajar con las viñas viejas de Rabós encontramos cepas con uvas rosadas mezcladas con la cariñena. Al principio nos desconcertaba un poco, y con ellas hacíamos lo que siempre habíamos hecho, garnacha dulce. Y aunque la garnacha nos gusta mucho, a parte que representa nuestras raíces, intuíamos que podíamos sacar algo más.

 

Veíamos estas uvas con una personalidad exultante, llenas de aromas y de cuerpo, versátiles y al mismo tiempo delicadas. Nos sabíamos afortunados, teníamos entre las manos una pequeña joya y sólo el hecho de tener que pasear por las parcelas para encontrar cada cepa, como si fuera un pequeño tesoro, ya la hacía más valuosa. Sabíamos también que el lledoner es completamente ampurdanés: imprevisible, delicado y a la vez muy resistente, lleno de aromas nada convencionales, con buenos fenoles.

 

Una prueba detrás de otra. Cada vendimia probábamos cosas nuevas. Los vinos nos salían llenos de carácter, un poco rústicos y asalvajados. Cuando empezamos a conocernos mejor, lo añadimos al coupage del Quinze Roures. Ahora, finalmente, nos hemos atrevido a hacer un vino dónde el lledoner roig es el único protagonista.

 

Ha salido un vino blanco y nunca dirías que sale de uvas tintas. Tiene aromas de manzanilla, de miel de azahar y piedra. La madera sólo se intuye porque hemos utilizado barricas grandes de tres años para que lo acompañe y no lo enmascare. La boca nos recuerda la de un buen lledoner blanc (garnacha blanca), aunque mantiene la acidez que encontraríamos en climas más fríos.

 

Comparte
Añadir comentario

captcha
×
Volver arriba