es  |  ca  |  en

Busca por fecha

Busca por categoría

22 Junio | Empordà, Ampurdán | Sostenibilidad | Viticultura

Viñedos biodiversos, viñedos felices

Nos gusta vivir aquí, en el Empordà, y cuidar su paisaje, amar la tierra y poder sacar un vino que sea su expresión. Nuestro trabajo tiene sentido cuando actuamos con la máxima conciencia de la fragilidad de lo que tenemos entre manos. Tener cuidado de cada uno de los pasos en la elaboración del vino, sin perder de vista nunca el legado de la naturaleza, es una condición sine qua non para sentir que hacemos bien nuestro trabajo. Por ello, nos hace muy felices poder anunciar un acuerdo sobre custodia agraria con la IAEDEN, entidad que trabaja para preservar lo más valioso que tenemos, cara a cara con las raíces, los arbustos, los animales, las plantas y para toda la biodiversidad que reina dentro y alrededor de los viñedos

Siempre hemos tenido claro que hacer vino ecológico era sólo la punta del iceberg (que se va fundiendo cada día que pasa). Nada tiene sentido si miramos lo que hacemos en compartimentos estancos. La naturaleza no lo es y los lugares donde habitamos y trabajamos tampoco. Tener los viñedos entre tres parajes de interés natural, dos de ellos parques naturales, nos hace ser más conscientes y exigentes con todo lo que hacemos. Muchas veces sentimos que no es suficiente, pero hoy este paso que anunciamos nos hace felices, porque pone nombre a las prácticas que ya hacemos: tener un rebaño de vacas que pastan en invierno y comen masa forestal sobrante al mismo tiempo que abonan el terreno; las colmenas de abejas en Mas Marés que polinizan alrededor; paredes de piedra seca que recuperamos año tras año porque es cultura, paisaje, pero también porque son un lugar precioso para que animales de todo tipo vivan y críen; cubiertas vegetales para minimizar el riesgo de erosión de los suelos y arraigar nutrientes y cepas felices. Porque la tierra, si se escucha y se cuida acompañándola, nos responde siempre con los mejores frutos. Ella es biodiversa, nosotros recogemos su felicidad. Hacer un acuerdo de custodia agraria con la IAEDEN era un paso más de compromiso con unas prácticas que ya hacía tiempo que llevábamos a cabo.


A partir de este mes de junio somos partners de este proyecto que vela para que toda nuestra actividad agrícola sea lo más respetuosa posible con la biodiversidad del territorio donde se desarrolla. Sabemos que la conservación de las actividades agrarias, ambientalmente sostenibles y de proximidad son el mejor garante para conservar nuestro paisaje ampurdanés y su riqueza biodiversa. Hacerlo posible día a día es nuestra esencia. Este acuerdo, es un paso más en el compromiso de ayuda mutua entre productores y conservadores. Seguiremos preservando el mosaico mediterráneo en el Cap de Creus y en la Sierra de la Albera, utilizando los métodos más respetuosos con el medio que disponemos. Contamos con unos buenos compañeros de viaje, IAEDEN entidad dedicada a la conservación y protección del territorio del Alt Empordà desde hace más de cuarenta años, nos seguirá asesorando y colaborando para dar a conocer esta tierra magnífica que nos da unos frutos maravillosos.

 

Comparte
Añadir comentario
×
Volver arriba