lledoner roig

lledoner roig

¡Empezamos la vendimia! El calor, la sequía, los jabalíes y todas las variables que conocéis hacen que este año sea especial. La vendimia se adelanta unos días y ya hemos empezado a recoger las variedades del llano y también la garnacha gris de Mas Marès.

Llega agosto, los días son más cortos y parece que el calor nos da una tregua, al menos por las noches. Sin embargo, las altas temperaturas del mes de julio y la sequía que sufrimos –no llueve con fuerza desde hace muchos meses– han hecho que excepcionalmente este año hayamos tenido que adelantar la vendimia una semana.

Decimos excepcionalmente, pero sabemos que esta realidad puede ser la tónica general en los años venideros. El cambio climático es imparable y sentimos que debemos adaptarnos lo mejor que podamos. Avanzar en una gestión integrada del territorio, que tenga en cuenta la climatología, la conservación de los suelos y el frágil equilibrio de los ecosistemas favorecerá que podamos sacar frutos también en el futuro. Por eso, desde que iniciamos el proyecto de Mas Marès, decidimos que haríamos todo lo posible para preservar el legado que como humanos hemos recibido de la naturaleza. Suelos cerca del mar, con arbustos bajos, alcornocales y ahora también viñedos que favorecen el control y la protección de especies únicas del Cap de Creus.

En estas tierras es donde Anna Espelt desarrolla su proyecto más personal. Hace unos años plantamos garnacha gris, con injertos de las viñas viejas de Rabós. Esta semana es la uva que empezamos a cosechar, una variedad local de garnacha que es rosada. Plantar variedades locales es, desde hace un tiempo, la decisión más adecuada a nuestro terroir: están más adaptadas al territorio y por tanto necesitarán menos agua y aguantarán el viento.

Variedades empordanesas, terroirs únicos y una vendimia que apenas empieza. ¡Feliz vendimia a todo el mundo!

Lledoner roig, garnacha roja, garnacha gris. Diferentes palabras para nombrar el mismo tipo de uva. Una variedad local ampurdanesa que queremos recuperar para hacer vinos que reflejen nuestro terruño.

lledoner roig variedad
Uvas de lledoner roig, variedad local ampurdanesa

Hablemos del lledoner roig: la uva. Se trata de una variedad exótica porque no son ni blancos ni tintos sino rosados. Unas uvas de la familia de la garnacha que completan su trilogía: garnacha tinta, garnacha blanca y garnacha roja. Lledoner negro, lledoner blanco, lledoner rojo, lo llamamos en el Empordà. Garnacha gris lo llaman los vecinos de Banyuls. Unas uvas raras, porque es difícil encontrar un viñedo entero, ya menudo están mezcladas entre otras variedades.

Una variedad más vigorosa que la cariñena, a la que a menudo acompaña. Muy resistente a la tramontana y la sequía, nos da los mejores frutos -más rosados que grises- cuando madura bien. Esto suele ocurrir cuando se encuentra en terrenos pobres. También es necesario que sean cepas típicas del Empordà, menos vigorosas que las que vinieron de Francia a partir de los años 60.

Nos hemos propuesto recuperar esta variedad única para hacer vinos excepcionales. ¿Ya ha probado nuestro Lledoner Roig, monovarietal hecho 100% de esta uva excepcional?

Hablemos del Lledoner Roig: el vino. Porque lledoner roig, la uva, siempre ha habido en el Empordà. El Lledoner Roig es el primer vino Espelt 100% Garnacha gris

Lledoner Roig Espelt
Lledoner Roig

Ya cuando empezamos a trabajar con las viñas viejas de Rabós encontramos cepas con uvas rosadas mezcladas con la cariñena. Al principio nos desconcertaba un poco, y con ellas hacíamos lo que siempre habíamos hecho, garnacha dulce. Y aunque la garnacha nos gusta mucho, a parte que representa nuestras raíces, intuíamos que podíamos sacar algo más.

Veíamos estas uvas con una personalidad exultante, llenas de aromas y de cuerpo, versátiles y al mismo tiempo delicadas. Nos sabíamos afortunados, teníamos entre las manos una pequeña joya y sólo el hecho de tener que pasear por las parcelas para encontrar cada cepa, como si fuera un pequeño tesoro, ya la hacía más valuosa. Sabíamos también que el lledoner es completamente ampurdanés: imprevisible, delicado y a la vez muy resistente, lleno de aromas nada convencionales, con buenos fenoles.

Una prueba detrás de otra. Cada vendimia probábamos cosas nuevas. Los vinos nos salían llenos de carácter, un poco rústicos y asalvajados. Cuando empezamos a conocernos mejor, lo añadimos al coupage del Quinze Roures. Ahora, finalmente, nos hemos atrevido a hacer un vino dónde el lledoner roig es el único protagonista.

Ha salido un vino blanco y nunca dirías que sale de uvas tintas. Tiene aromas de manzanilla, de miel de azahar y piedra. La madera sólo se intuye porque hemos utilizado barricas grandes de tres años para que lo acompañe y no lo enmascare. La boca nos recuerda la de un buen lledoner blanc (garnacha blanca), aunque mantiene la acidez que encontraríamos en climas más fríos.

¿Quieres saber más sobre esta variedad local única que hemos recuperado? Aquí te lo contamos todo sobre el lledoner roig, la uva.