Espelt Cultura

Espelt Cultura

Croma Catalana de Ernest Abentín juega con el color y tiene una clara intención provocativa. El artista ofrece una mirada particular del huerto y los productos de la tierra. Además, hace una reflexión sobre la historiografía, la identidad, la tradición y la cocina catalana.

Ernest Abentín, fotógrafo nacido y residente en Barcelona, trabaja a ambos lados de la frontera (Empordà y Catalunya Nord). Su obra se centra en temas culinarios y ha trabajado como asistente de Francesc Guillament, reconocido fotógrafo gastronómico de las creaciones del Bulli, la Bodega de Can Roca o el cocinero Paco Pérez. Durante su estancia en París tiene contacto con el mundo de la danza y de ahí su interés por el cuerpo, el movimiento y la danza.

En lo más personal, Abentín se ha dedicado a la fotografía sobre el territorio, la gente y la gastronomía desde un punto de vista cotidiano y local. La comida, el producto típico y casero reciben una mirada muy personal que va más allá de la fotografía de platos gastronómicos.

La exposición Croma Catalana es precisamente esta radiografía sobre el localismo, el comer, los rituales, el producto local, la sencillez de las costumbres. Una visión del territorio y las personas desde un punto de vista cromático.

Montse Capel presenta l’exposició mynameismoon al Celler Espelt, del 19 de març al 29 de maig. La mostra reuneix 14 autoretrats en blanc i negre que l’artista va començar a realitzar el 2014 i que culmina el 2020, durant el confinament de la Covid-19.

Les fotografies de Montse Capel, artista empordanesa formada en disseny de moda i en fotografia, es mouen entre la intimitat i el misteri, entre la sensualitat i la nostàlgia. Precisament aquesta barreja hipnòtica és la que trobareu si veniu a la inauguració de l’exposició mynameismoon que tindrà lloc dissabte 19 de març a les 12 h.

Durant dos mesos tindrem exposada aquests autoretrats que documenten la relació sensible entre la soledat i el desig, una relació que va passar per moments delicats els dies que vam passar tancats a casa. Aquesta aproximació íntima de l’artista a situacions pròpies ens evoca amb sensibilitat la nostàlgia per les coses passades, i també amb el misteri, un ambient provocador, sensual. 

Montse Capel busca amb el seu treball de fotografies íntimes en blanc i negre un espectador còmplice, a través de les xarxes socials o ara en exposicions com aquesta. La inauguració de mynameismoon tindrà lloc al Celler Espelt el 19 de març a les 12 h, hi intervindrà l’artista, i també Rafa Camps, comissari del cicle d’exposicions del Celler Espelt, i Anna Espelt, directora d’Espelt Viticultors. S’oferirà una copa de vi a tots els assistents. Us hi esperem

La piedra seca forma parte de nuestro paisaje, una de las razones para reconstruir las paredes de piedra seca. Del 19 al 28 de noviembre tiene lugar la Semana de la Piedra Seca. Más de 100 actividades organizadas en todo el territorio de los Països Catalans para dar a conocer este patrimonio cultural.

pedra seca

Esta semana se celebra la 2a edición de la Semana de la Piedra Seca. Más de 100 actividades que reivindican, actualizan y ponen en el centro estos espacios de arquitectura popular y biodiversidad. Las jornadas, organizadas por diversas entidades de todo el territorio, son un buen punto de partida si deseas conocer más sobre estas construcciones rurales.

La piedra seca es una técnica antigua de separar campos, pero también ganar espacio de cultivo en terrenos irregulares. Además, con los años hemos ido viendo que los viñedos que tenían paredes de piedra seca cerca eran más resilientes y con mayor biodiversidad, ya que los agujeros entre piedras son madrigueras naturales para todo tipo de especies insectívoras y pequeños reptiles, anfibios, aves. En Mas Marés hemos reconstruido más de 3000 m de muros de piedra seca porque forma parte de nuestro paisaje y patrimonio, pero sobre todo porque son refugio de un ecosistema rico y poderoso.

Participa en la Semana de la Piedra Seca, hay más de 40 salidas programadas, más de 20 formaciones y más de 30 actos de divulgación en los Països Catalans. También puedes venir a conocer nuestros viñedos siempre que lo desees y saber de primera mano por qué reconstruimos las paredes de piedra seca.

Tiene la agenda de actividades y el mapa de localizaciones en la web de la Semana de la Piedra Seca. ¡No faltes!

El sábado, 6 de noviembre, a las 12 h inauguramos la exposición de Nia Delfau en Celler Espelt.

Nia Delfau, galaico-catalana de corazón y nómada por elección, es una artista que reside en el Empordà desde hace un tiempo. Sus fotografías son fruto del aprendizaje después de pasar por el mundo del diseño, la moda y el arte. El sábado inauguramos en el Celler Espelt su último proyecto que lleva por título Como una planta, una exposición de fotografías.

Cuando regresó de Tokio, después de trabajar como asistenta del reconocido fotógrafo japonés Osamu Yokonami, se instaló en el Empordà y decidió crear con los pequeños momentos, con la cotidianidad, con lo que sucedía cerca de lo que pasa desapercibido. El proyecto Como una planta es el resultado de esta observación paciente del cambio, de las pequeñas cosas que sin ruido se mueven y de la relación del artista con la naturaleza y las flores, espejo del cambio permanente en la vida. Nia Delfau ha trabajado como directora de arte de diferentes estudios de diseño y con marcas reconocidas como The Animals Observatory. Esta exposición es la observación paciente a su regreso de Japón, con la calma que da la naturaleza que nos rodea, una mirada que nos invita a centrarnos en el presente. La artista también ha puesto en marcha recientemente el proyecto Casa Delfau, un espacio de creación en el que desarrolla su parte más personal en forma de marca, galería y proyectos propios. Como una planta es su primera exposición de fotografía en el Empordà.

Ven a compartir una copa de vino con Nia Delfau. Os esperamos en la inauguración de esta exposición de fotos el sábado, 6 de noviembre, a las 12 h, en la misma bodega.

Abrimos las puertas de la bodega de nuevo, para dar espacio a artistas del territorio que quieren mostrar su trabajo. Este sábado inauguramos la exposición Los Colores del Vino de Andere Monjo.

La exposición que nos acompañará las próximas semanas es una creación hecha a partir de los colores del vino en conexión con la intimidad del artista. Con restos de cepas, raíces y torias recogidas en diferentes momentos, Monjo explora texturas y colores de una manera única que la conecta con la tierra. Una obra que se expresa con el paso del tiempo y que utiliza estos elementos naturales para acogerlo, abrazarlo y sentirlo. Ven a conocer esta aventura iniciática que comienza en la tierra y termina en una expresión sensorial, como lo hace también el vino.

La inauguración será el 15 de mayo a las 12 h en la bodega Espelt y la exposición se podrá ver durante los próximos meses.

Nos hace mucha ilusión volver a abrir este espacio acompañados de la experiencia de Rafael Camps, artista visual responsable de la programación cultural de la bodega. Larga vida a la cultura y a sus creadores!

Nuestras raíces se encuentran en la garnacha dulce. Antes de poner la primera piedra de la bodega, antes de hacer nuestros primeros vinos, nuestro paladar ya conocía y amaba la garnacha dulce, el vino más autóctono de todos los vinos ampurdaneses, y el que hemos hecho crecer y transmutarse en otros vinos muy distintos, utilizando la experiencia y las variedades que le hacen de base. Eso sí, la primera garnacha dulce, la que recordamos del pasado, no era un vino para tomar de postres, sino un bestia muy diferente…

Garnacha maridada con chocolate y quesos

Cuando éramos niñas, la garnacha dulce era un vino de bienvenida, que generalmente se servía en vasos de duralex a quien acababa de llegar a una casa, junto a las también muy ampurdanesas Galletas Barceloneta. Nuestro abuela se dio cuenta de no todas las garnachas dulces eran igual de buenas e, investigando, investigando, llegó a la conclusión de que las más apreciables eran las que se habían guardado de un año para otro.

Sin hacerlo quizás de un modo consciente, aquellos viticultors que se preparaban el vino en casa habían “reinventado” el sistema de soleras, rellenando los barriles anualmente con garnacha dulce que se dejaba oxidar. Airam fue el primer vino que hicimos en casa, y es aún uno de los que más queremos. Hoy en día nuestro Airam hace dos años de crianza oxidativa, y el barril se va rellenando con nuestra Garnacha dulce del Empordà. Un vino da pie a otro, como las raíces de un árbol que se elevan en forma de ramas hacia el cielo.

El Airam es amigo de panellets y castañas, de chocolate negro o de esas cremas de cacao, avellanas y azúcar cuyo sabor encontramos en su larguísimo postgusto. La Garnatxa de l’Empordà se va a ambientes más primaverales, y hace pareja con los buñuelos de Cuaresma del Empordà.

Siguiendo su perfil de sabor, hemos creado este cóctel llamado Tòria, que sirve para brindar a los postres de un banqueta o cuando se produce la clásica discusión de “no abras el cava, que quiero algo dulce” o “no sirvas cócteles, que abrimos el cava”. El cava aporta un toque de levadura que complementa los otros sabores típicos del buñuelo, la piel de limón y el anís. Para decorar la copa y de paso enfriarla utilizaremos una uva congelada. Garnacha, naturalmente.

Receta del cóctel Tòria

  • 30 ml de Garnatxa negra de l’Empordà
  • 10 ml de anís dulce
  • 10 ml de limoncello
  • Cava Escuturit hasta llenar la copa
  • Un grano de uva

Todos los ingredientes tienen que estar bien fríos. Ponemos el grano de uva en el fondo de la copa de cava. Añadimos la garnacha, el anís dulce y el limoncello. Acabamos de llenarla con cava Escuturit y lo removemos suavemente una sola vez con una cuchara de bar.